Científicos pronto podrían sacar energía limpia de la nada usando el recién descubierto efecto genérico Air-Gen

Desde algas y medusas en los océanos hasta alcohol confiscado y pistas de baile en un club nocturno, parece que los científicos realmente han hecho todo lo posible para encontrar fuentes alternativas de energía, y por una buena razón. Con el cambio climático amenazando nuestra propia existencia, la humanidad debe utilizar todas sus instalaciones para encontrar fuentes de energía limpia.

Y ahora, un equipo de científicos bastante ingenioso ha encontrado una manera de recolectar electricidad continuamente de la humedad en el aire, y no hay nada más limpio que esto.

¿Extracción de energía?

Si bien el concepto de extraer energía de la nada suena más a brujería que a ciencia real, le aseguramos que esta técnica está definitivamente dentro del ámbito de la posibilidad, incluso si necesita más desarrollo antes de que pueda aplicarse en la práctica y usarse ampliamente.

Sobre la base de investigaciones anteriores, que implicaron extraer energía de la humedad del aire utilizando material recolectado de bacterias, este nuevo estudio supera los límites al afirmar que casi cualquier material, incluido el silicio o la madera, se puede utilizar en este nuevo método.

Recolección

El secreto para recolectar energía de esta manera poco convencional radica en poder salpicar cualquier material con nanoporos de menos de 100 nanómetros de diámetro, que es aproximadamente una milésima parte del ancho de un cabello humano.

¡Al perforar todos estos minúsculos agujeros en el material, podemos recolectar la electricidad generada por microscópicas gotas de agua en el aire húmedo!

Efecto Air-gen genérico

Apodado el “efecto Air-gen genérico”, este descubrimiento involucra agujeros increíblemente pequeños que se basan en lo que se conoce como un “camino libre medio”: la distancia que una sola molécula puede viajar antes de chocar con otra molécula hecha de la misma sustancia.

Las moléculas de agua que flotan en el aire poseen un camino libre medio de unos 100 nm. Cuando el aire húmedo pasa a través de los diminutos orificios del material Air-gen, las moléculas de agua entran en contacto directo primero con una cámara superior y luego con una inferior de la película. ¡Y esto crea un desequilibrio de carga, conocido cariñosamente como electricidad!

Esta es la misma ciencia que tiene lugar en una nube de tormenta. Pero en este caso, opera en una instalación a pequeña escala construida por humanos que produce electricidad de manera predecible y continua para que podamos recolectarla, explicó Jun Yao, profesor asistente de ingeniería eléctrica e informática en la Facultad de Ingeniería de UMass. Amherst y el autor principal del artículo.

Humedad

Dado que la humedad del aire se difunde en el espacio tridimensional y el grosor del dispositivo Air-gen es solo una fracción del ancho de un cabello humano, se pueden apilar varios miles de ellos, aumentando la cantidad de energía de manera eficiente sin aumentar la huella del dispositivo.

Además, dada la humedad siempre presente, esta cosechadora funcionaría las 24 horas del día, los 7 días de la semana, llueva o truene y sople o no el viento. Esto también resuelve uno de los grandes problemas de tecnologías como la eólica o la solar, que solo funcionan en determinadas condiciones, destacaron los autores.

Ir a la fuente
Author: María José González