Los routers recopilan y comparten algunos datos de los usuarios, revela informe: lo que debes saber

Las empresas fabricantes de routers Wi-Fi han estado en el centro de atención debido a la revelación de un informe de CNET que muestra cómo recopilan y comparten datos de los usuarios.

Aunque afirman no rastrear los sitios web visitados por los internautas, la realidad es que recopilan información personal con fines de marketing. Esto plantea preocupaciones legítimas sobre la privacidad de los consumidores y la necesidad de entender las prácticas de estas empresas.

El enrutador Wi-Fi es un componente esencial de la red de Internet doméstica, ya que todos los dispositivos conectados pasan a través de él antes de llegar a la nube. Esto implica que una gran cantidad de datos fluye a través del router, lo que genera inquietudes sobre la privacidad.

El problema radica en la dificultad que enfrenta el consumidor para obtener información precisa sobre las prácticas de privacidad de los fabricantes de enrutadores. Las políticas de recopilación de datos son complejas y, en muchos casos, las políticas de privacidad no brindan una transparencia adecuada. Los términos y condiciones suelen estar redactados de manera confusa y general, lo que dificulta su comprensión para el consumidor promedio.

La extensión de las políticas de privacidad, clave

Otro desafío es la extensión de estas políticas. Las empresas suelen redactar sus políticas para cubrir todos sus productos, servicios y sitios web, lo que implica que gran parte de la información puede no ser relevante para los enrutadores. Además, estas políticas son largas y están redactadas en un lenguaje legal complicado que busca proteger a la empresa en lugar de informar al consumidor.

Aunque algunos fabricantes están intentando simplificar sus políticas, aún se requiere una lectura minuciosa para comprender completamente el uso de los datos. Además, cuando se utilizan servicios externos, como una red privada virtual, puede ser necesario revisar múltiples políticas de privacidad.

Durante la investigación de las políticas de privacidad, el estudio encontró que la mayoría de las empresas recopilan datos personales con fines de marketing, pero resulta difícil determinar si rastrean específicamente la actividad web de los usuarios.

Sin embargo, Google se destacó como la única excepción, afirmando que sus dispositivos Google Wifi y Nest Wifi no rastrean los sitios web visitados, aunque recopilan otros datos técnicos relacionados con el rendimiento del Wi-Fi.

Además, la mayoría de las empresas también aseguran que no venden datos personales, pero hay excepciones. CommScope, por ejemplo, que fabrica los productos de red de Arris, reconoce en su política de privacidad que comparte información, incluidos identificadores y datos de actividad en Internet, para fines de marketing, lo cual se considera una venta según la Ley de Privacidad del Consumidor de California.

Aunque algunos routers pueden no rastrear los sitios web visitados, es importante tener en cuenta que siguen recopilando datos durante el uso normal. Estos datos técnicos son necesarios para el funcionamiento adecuado de la red y la detección de posibles amenazas.

Finalmente, el uso de datos para marketing implica que estos se compartan con terceros. Existe el riesgo de que una empresa comparta los datos con un tercero que no está bajo el control del usuario, lo que permite un uso y divulgación libre de los datos.

Ir a la fuente
Author: Guy Acurero