El iPhone más caro del mundo: Compañía de Rusia lanza el iPhone Diamond Snowflake

Caviar, una prestigiosa empresa rusa especializada en la personalización de smartphones de lujo, ha dado a conocer su última creación: el iPhone Diamond Snowflake, considerado como el iPhone más costoso jamás fabricado.

Este lujoso dispositivo se basa en el nuevo iPhone 15 y supera en precio incluso a la versión original. El iPhone Diamond Snowflake cuenta con una carcasa personalizada de oro blanco de 18 quilates, adornada con un impresionante total de 570 diamantes individuales.

Además, incorpora el colgante del collar Snowflake Graff, diseñado por el famoso joyero británico Graff, que está hecho de platino, oro blanco y también cuenta con incrustaciones de diamantes. El precio de esta obra maestra artesanal, de acuerdo con Oddity Central, es asombroso: 562,700 dólares.

Edición extremadamente limitada.

Inicialmente, Caviar diseñó una variante similar del Diamond Snowflake para el iPhone 14 y el iPhone 14 Max, con un precio de “solo” 533,000 dólares. Sin embargo, la versión del iPhone 15 que está por lanzarse supera en costo a todas las ediciones anteriores, convirtiéndolo en el iPhone más caro jamás creado.

Es importante destacar que las personalizaciones realizadas por Caviar se centran principalmente en la estética y el lujo, no en mejoras de especificaciones técnicas. Por lo tanto, aquellos que buscan un rendimiento excepcional pueden no encontrarlo en este dispositivo, pero si valoran la exclusividad y la ostentación, el iPhone 15 Diamond Snowflake es la elección perfecta.

No se ha anunciado la cantidad exacta de unidades que Caviar planea fabricar, pero si se basa en la generación anterior, es probable que la disponibilidad sea extremadamente limitada, con no más de tres unidades en el mercado.

A lo largo de los años, Caviar ha creado algunos de los dispositivos portátiles más lujosos y costosos del mundo, desde un iPhone 7 chapado en oro con temática ortodoxa hasta el Tyrannophone, un iPhone 13 Pro con un auténtico diente de T-Rex incrustado en él.

Ir a la fuente
Author: Guy Acurero