Nazis en la NASA: las historias de Wernher von Braun y Kurt Debus

Con la Segunda Guerra Mundial llegando a su fin, las potencias vencedoras procedieron a capturar a la mayor cantidad de científicos nazis posibles. ¿Para castigarles? No, para que se unieran a sus nuevos proyectos.

En Estados Unidos se denominó Operación Paperclip, mientras que en la Unión Soviética se llamó Operación Osoaviakhim. Ambos buscaban expertos alemanes en cohetes, armas químicas y experimentación médica para reclutarlos y asimilarlos.

Dos de ellos llegaron hasta lo que luego sería la NASA. Fueron Wernher von Braun y Kurt Debus.

Von Braun y Debus trabajaron en la creación de los potentísimos cohetes V-2, los primeros misiles balísticos de combate de largo alcance del mundo. Además, se erigieron en los primeros artefactos humanos que realizaron vuelos suborbitales.

Inglaterra y Bélgica resultaron ser las primeras naciones en sufrir los efectos de los cohetes V-2 nazis: se habla que más de 7 mil personas murieron en los bombardeos de finales del conflicto.

Y no solo eso: para la construcción de los cohetes se utilizó mano de obra esclava.

Pero a pesar de todo, Wernher von Braun y Kurt Debus terminaron enrolando las filas de los ganadores.

Los nazis que llegaron a la NASA

Von Braun lideró el Redstone Arsenal de Huntsville, Alabama, donde se desarrollaron misiles como el Redstone.

Pero luego se convirtió en la cara más visible del proyecto espacial norteamericano desde los años 50. La exploración espacial tenía en el antiguo nazi a uno de sus principales impulsores.

Archivo

Como director del Centro de Vuelo Espacial Marshall y principal diseñador del Saturn V, fue de los responsables de la llegada de la humanidad a la Luna.

En el caso de Kurt Debus (hombre duro, cuyo rostro con cicatrices evocan sus días de duelista), asistió inicialmente a Von Braun, supervisando luego la construcción de las instalaciones de lanzamiento en Cabo Cañaveral para los cohetes Redstone, Júpiter, Júpiter C, Juno y Pershing.

Archivo NASA

Debus fue el primer director de lo que se renombraría Centro Espacial Kennedy.

De él quedó esta frase, como parte de una entrevista concedida al italiano Alberto Moravia: “La exploración espacial llevará a las naciones a sustituir la guerra por la competición tecnológica. La tecnología trabaja a favor de la paz y no de la guerra”.

Mientras que Von Braun falleció en 1977 a los 65 años, Debus lo hizo en 1983, a los 74 años de edad. Hoy son considerados héroes de la exploración espacial de Estados Unidos (dos cráteres en la Luna llevan sus apellidos), pero nunca se olvidará su pasado como nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Ir a la fuente
Author: Kiko Perozo