Los viajes espaciales en “globos” de Space Perspective ya tienen precio tras asociarse con Mercedes-Maybach

Los viajes espaciales de Space Perspective, que destacan porque se harán en naves que son una especie de “globo” emisión cero de carbono, ya tienen precio. La empresa se asoció con la marca automotriz Mercedes-Benz, para ofrecerles a los turistas un traslado en vehículos eléctricos y así tener una experiencia amigable con el medio ambiente completa.

A través de un video en su canal de YouTube, Space Perspective anuncia su asociación específica con la dirección Mercedes-Maybach, encargada del desarrollo de los carros eléctricos de la reconocida automotriz alemana.

“Mercedes-Maybach se ha asociado con Space Perspective, la primera y única empresa del mundo que ofrece experiencias de vuelo espacial con huella de carbono neutral”, dicen desde la empresa en la descripción de su video de YouTube.

“Mercedes-Maybach se ha asociado con Space Perspective para llevar la magia de sus vehículos a la experiencia de principio a fin que nuestra compañía ofrece a sus Exploradores, antes y después de sus viajes únicos en la vida al borde de la atmósfera terrestre”, añadieron en referencia a los traslados de los turistas que vayan a viajar al espacio con la empresa.

El sitio web Expansión reseña que Space Perspective ya inició los vuelos de prueba, sin tripulación. Pretenden iniciar los vuelos comerciales a finales del 2024 y el precio base de los primeros usuarios sería de 125.000 dólares.

Viajes al espacio con Space Perspective

La nave espacial Neptune de Space Perspective hace que los vuelos espaciales humanos sean más seguros y accesibles que nunca. Esta innovadora nave espacial cuenta con una cápsula presurizada que es propulsada lentamente a 100.000 pies de altura por un gigantesco SpaceBalloon y, con su enfoque neutro en carbono, está diseñada para ser tan respetuosa con los turistas como con la Tierra.

La cabina personalizable de la cápsula (el primer Space Lounge del mundo) tiene capacidad para ocho Exploradores y un Capitán, e incluye un servicio de comidas y cócteles de primera clase, Wi-Fi, un lavabo (Space Spa) y las ventanas más grandes que jamás hayan volado al espacio. Sin cohetes, fuerzas g elevadas ni entrenamiento riguroso, es tan fácil como estar en un avión.

Ir a la fuente
Author: Alberto Sandoval