ALMA de Chile capta la imagen de mayor resolución en su historia: una estrella masiva en su última etapa de evolución

Un equipo científico logró capturar la imagen de mayor resolución tomada por el Atacama Millimeter/Submillimeter Array (ALMA), situado en el desierto de Chile. Los astrónomos fotografiaron a una estrella masiva dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, en su última etapa de evolución.

“Este notable logro en imágenes de alta resolución a través de las capacidades avanzadas de ALMA marca un hito significativo en nuestra búsqueda por comprender el universo”, dijo en un comunicado Yoshiharu Asaki, autor principal del estudio, según reseña Space.com.

“El éxito de la observación de alta resolución en Banda 10 muestra nuestro compromiso con la innovación y refuerza la posición de ALMA como líder en descubrimientos astronómicos. Estamos entusiasmados con las nuevas posibilidades para la comunidad científica”, añade Asaki.

La estrella en cuestión se llama R Leporis y se encuentra en uno de los brazos espirales de la Vía Láctea. Está ubicada a unos 1.350 años luz de distancia de la Tierra.

ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/Y. ASAKI ET AL.

El hito histórico para el ALMA se logró gracias al uso de una técnica de calibración llamada “método de banda a banda”. Se trata de una modalidad en la que las fluctuaciones atmosféricas se compensan un calibrador de ondas de radio de baja frecuencia, mientras que la estrella se mira usando ondas de radio de alta frecuencia.

“Lograr esta resolución incomparable a través del método banda a banda ha llevado las capacidades de ALMA a su límite absoluto, abriendo una nueva ventana para la astrofísica. Esto permite a los astrónomos investigar fenómenos con una precisión que antes estaba fuera de nuestro alcance”, añade Antonio Hales, subdirector del Centro Regional de ALMA en América del Norte y parte del equipo científico en el mismo comunicado.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) es un observatorio astronómico ubicado en el desierto de Atacama en Chile. Es el mayor proyecto astronómico en el mundo, con un costo estimado de 1.200 millones de dólares. El telescopio está formado por 66 antenas de 12 metros de diámetro, que trabajan juntas para crear una sola imagen con una resolución sin precedentes.

ESO Photo Ambassador Babak Tafreshi snapped this remarkable image of the antennas of the Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), set against the splendour of the Milky Way. The richness of the sky in this picture attests to the unsurpassed conditions for astronomy on the 5000-metre-high Chajnantor plateau in Chile’s Atacama region. This view shows the constellations of Carina (The Keel) and Vela (The Sails). The dark, wispy dust clouds of the Milky Way streak from middle top left to middle bottom right. The bright orange star in the upper left is Suhail in Vela, while the similarly orange star in the upper middle is Avior, in Carina. Of the three bright blue stars that form an “L” near these stars, the left two belong to Vela, and the right one to Carina. And exactly in the centre of the image below these stars gleams the pink glow of the Carina Nebula (eso1208). ESO, the European partner in ALMA, is providing 25 of the 66 antennas that will make up the completed telescope. The two antennas closest to the camera, on which the careful viewer can find the markings “DA-43” and “DA-41”, are examples of these European antennas. Construction of the full ALMA array will be completed in 2013, but the telescope is already making scientific observations with a partial array of antennas. Babak Tafreshi is founder of The World At Night, a programme to create and exhibit a collection of stunning photographs and time-lapse videos of the world’s most beautiful and historic sites against a night-time backdrop of stars, planets and celestial events. ALMA, an international astronomy facility, is a partnership of Europe, North America and East Asia in cooperation with the Republic of Chile. ALMA construction and operations are led on behalf of Europe by ESO, on behalf of North America by the National Radio Astronomy Observatory (NRAO), and on behalf of East Asia by the National Astronomical Observatory of Japan (NAOJ). The Joint ALMA Observatory (JAO) prov

Ir a la fuente
Author: Alberto Sandoval