Sam Altman y su mensaje al regresar como CEO de OpenAI: ¿Le da las llaves a Microsoft?

Sam Altman se ha convertido sin lugar a dudas en el protagonista de los dramas más inesperados al cierre de este 2023 en el sector IT. Todo gracias a ChatGPT, OpenAI y el episodio turbulento donde fue destituido como Director de su empresa por la junta para luego ser reinstaurado.

Hasta la fecha desconocemos con exactitud cuáles fueron las causas reales y tangibles para intentar dar este golpe de estado.

En su momento se argumentaron cosas relativas a la pérdida de confianza, pero las especulaciones es que habría algo mucho más delicado involucrado con el desarrollo de proyectos de Inteligencia Artificial.

Pero al final parece que Microsoft, uno de los inversionistas principales de la compañía, terminó interviniendo (o hasta tal vez cediendo) para que Altman regresará como CEO de OpenAI.

Todo esto sucedió en medio de toneladas de especulación y existía gran expectativa sobre el primer mensaje oficial de Sam al retomar su puesto de trabajo. Esto fue lo que dijo.

El discurso de regreso de Sam Altman como CEO de OpenAI: muy cordial pero con algo entre líneas

El cofundador de OpenAI, Sam Altman, ha regresado oficialmente como director ejecutivo de de la compañía responsable por ChatGPT después de una tumultuosa semana, en la que el hombre de 38 años fue despedido para luego ser recontratado, pero con algunos cambios importantes.

Si bien Greg Brockman regresa a su puesto como presidente de OpenAI, en contraste Mira Murati, quien fue nombrada brevemente directora ejecutiva interina de OpenAI luego del derrocamiento de Altman, ahora regresará a su rol como directora de tecnología de la compañía.

Sam Altman reaccionó a su regreso oficial a la empresa en una publicación dentro del sitio web oficial de OpenAI donde dio a conocer su primer mensaje oficial relacionado a su retorno, con algunos detalles que vale la pena analizar:

AP

“Nunca he estado más entusiasmado con el futuro. Estoy extremadamente agradecido por el arduo trabajo de todos en una situación poco clara y sin precedentes, y creo que nuestra resiliencia y espíritu nos distinguen en la industria. Me siento muy, muy bien acerca de nuestra probabilidad de éxito para lograr nuestra misión.

Claramente tomamos la decisión correcta al asociarnos con Microsoft y estoy entusiasmado de que nuestra nueva junta los incluya como observador sin derecho a voto. Gracias.”

Altman también agradeció al cofundador y ex miembro de la junta directiva de OpenAI, Ilya Sutskever, quien jugó un papel decisivo en su contratación inicial como director ejecutivo de OpenAI, para luego orquestar su salida que no resultó.

Altman dijo que no tenía “ninguna mala voluntad” hacia Sutskever, llamándolo una “luz guía” y una “joya de ser humano”. Pero Sutskever ya no será miembro de la nueva junta directiva.

Pero en la otra cara de la moneda ahora tenemos a Microsoft, quien ha sido el mayor patrocinador de OpenAI, invirtiendo más de USD $10 mil millones y que ahora finalmente tendrá un asiento en la nueva junta directiva de OpenAI, aunque como observador sin derecho a voto.

Los rumores apuntan a que Satya Nadella habría informado del despido de Sam Altman apenas momentos antes del anuncio público de su expulsión.

De modo que con un puesto en la junta directiva de OpenAI, la empresa podría estar más al pendiente de lo que venga ahora para Sam Altman, OpenAI y ChatGPT.

En resumen, Microsoft fue el principal beneficiado con estos cambios.

Ir a la fuente
Author: York Perry