Arqueóloga compra un vestido de la época victoriana por 100 dólares y encuentra una misteriosa nota en un bolsillo secreto

Las Navidades del 2013 no fueron las mismas de siempre, para la arqueóloga norteamericana Sara Rivers Cofield. Mientras visitaba a su madre por las fiestas, acudió al centro comercial de antigüedades de Maine y compró un vestido de la época victoriana que le cambió su vida científica.

Dentro de la prenda de vestir, que tiene más de un siglo de existencia, había un bolsillo súper secreto que guardaba una nota misteriosa. Era un mensaje encriptado que desde entonces estaba intentando descifrar.

El vestido estaba en 125 dólares. De acuerdo con lo que reseña CNN en español, algo caro para las pretensiones de la arqueóloga y coleccionista de prendas antiguas. En un acuerdo con la persona que lo vendía logró bajar el precio y lo terminó comprando por 100 dólares, todavía sin saber de la nota invaluable que estaba en su interior.

Después que encontró la nota los mensajes se le impregnaron en su memoria sin poder saber que significaban. Eran palabras sueltas que no parecían armar una frase con sentido: “Bismark, omit, leafage, buck, bank”, decía en una parte. “Calgary, Cuba, unguard, confute, duck, Fagan”, rezaba en otro extracto del papel hallado.

Lo primero que hizo fue abrir un blog para encontrar, en el inmenso mundo del Internet, a un experto que la apoyara en este ámbito, ya que la decodificación de mensajes encriptados no es su especialidad.

Después rastreó el año exacto del vestido, investigando en los informes de casas de moda como Bloomingdale’s. Así encontró que esta pieza era de 1880, información que le sirvió para descartar que el mensaje tenía implicaciones bélicas relacionadas a la Guerra Civil de los Estados Unidos, ya que en ese año, el conflicto tenía un par de décadas de haber terminado.

Pasaron los años, hasta que en el 2018 Wayne Chan, un investigador de la Universidad de Manitoba en Canadá, se encontró con el blog de Sara Rivers Cofield y se obsesionó con saber el significado de las palabras allí escritas. “Trabajé durante meses, revisé libros y nada coincidía. Lo dejé de lado y no volví a mirarlo”, le dijo en una entrevista a CNN en español.

Se centró en investigar todo sobre la época y se encontró con una coincidencia: estas palabras podían ser partes meteorológicos. No era un mensaje secreto, sino una especie de código para que los expertos en clima pudieran acortar sus informes y facilitar las comunicaciones de la época.

Reseña CNN, basados en la explicación de Chan, que “Bismark’ significa que se registró en la estación de Bismarck, en lo que hoy es Dakota del Norte. ‘Omit’ significa que la temperatura del aire era de 56 °F y la presión barométrica de 0,08 pulgadas de mercurio. ‘Leafage’ se refería a un punto de rocío de 32 °F observado a las 10 p.m. ‘Buck’ indicaba que no había precipitación, mientras que ‘bank’ significaba una velocidad del viento de 12 mph (19 km/h) y un atardecer despejado”.

Ir a la fuente
Author: Alberto Sandoval