A paso firme: China pone en acción su plan para conquistar la Luna

La Agencia Espacial Tripulada de China (CMSA) ha revelado los nombres de las dos naves espaciales que espera llevarán a dos astronautas chinos a pisar la Luna por primera vez antes de 2030.

Estas dos naves son un orbitador llamado Mengzhou (梦舟), que significa ‘nave de ensueño’, y un aterrizador llamado Lanyue (揽月), que significa ‘abrazar la Luna’. Mengzhou albergará a tres astronautas que viajarán desde la Tierra hasta la órbita lunar, mientras que Lanyue pondrá a dos de ellos en la superficie lunar y luego los devolverá a Mengzhou, que los traerá de vuelta a la Tierra.

El orbitador Mengzhou se basará en la estación espacial china Tiangong-2 y servirá como el primer módulo de una futura estación orbital lunar que irá creciendo con más misiones, similar a la estación Gateway de la NASA.

Por otro lado, el aterrizador Lanyue será el predecesor de un módulo lunar de mayor tamaño y capacidad que China espera lanzar en el futuro con un cohete similar al Falcon Heavy de SpaceX.

Para lanzar estas dos naves, China utilizará dos cohetes Larga Marcha 10 o CZ-10, que tienen una altura de 90 metros. Estos cohetes lanzarán Mengzhou y Lanyue por separado, y luego las naves se acoplarán en órbita lunar, donde dos de los tres astronautas pasarán a Lanyue para descender a la superficie lunar.

Este ambicioso proyecto, que algunos han comparado con el programa Apolo de Estados Unidos, muestra el avance significativo de China en la exploración espacial.

Aunque el primer alunizaje chino está previsto “de aquí a 2030″, existe la posibilidad de que China logre este hito antes que Estados Unidos si los programas de la NASA se retrasan o si el desarrollo de Starship de SpaceX enfrenta obstáculos.

Con su programa de sondas robóticas lunares ya habiendo logrado hitos que Estados Unidos aún no ha alcanzado, China se encuentra en una nueva carrera espacial que promete emocionantes avances en la exploración lunar.

Ir a la fuente
Author: Jonathan Valenzuela